Un poco de alboroto durante la clase de doma, con alfombra en el suelo para absorber el impacto.

Todo el mundo sabe que Estopinha es un perrito súper activo, juguetón, le encanta correr, saltar, lo hace varias veces al día.

Pero ya no es una mujer joven (cumplió 11 años recientemente) y ha tenido un problema en su columna desde hace algún tiempo.

Así que tengo mucho cuidado de que pueda divertirse a su manera loca, pero con seguridad para no causar daños a sus articulaciones y a su columna vertebral (especialmente en esta etapa de la vida).

Piso liso

Los pisos lisos pueden ser muy dañinos ya que causan resbalones. En mi casa, me ocupo de arreglar las alfombras del suelo cuando sé que los perros tendrán momentos de correr o algunos saltos, como ocurre en las clases de doma.

Una superficie más adhesiva (como las alfombras) ayuda a absorber los impactos y, por consiguiente, los daños que podrían producirse en la salud.

Rampas

Dejar rampas de madera o espuma en el borde de los sofás y camas es otra precaución que ayuda a prevenir posibles daños en la columna o las articulaciones cuando nuestros perros quieren subir o bajar.

Hay modelos a la venta, pero es posible hacer uno en casa o pedir a un profesional que lo haga a medida.

La prevención es importante

No tenemos que esperar a que los perros envejezcan para tener ese cuidado. Si podemos evitar los constantes impactos y deslizamientos a lo largo de la vida, hay más posibilidades de que, como personas mayores, tengan más calidad de vida en este sentido!